La principal causa de la calvicie son los factores genéticos, por lo que si un hombre forma parte de una familia propensa a la calvicie será complicado evitar que aparezca, pero sí es posible comenzar una prevención antes de que la alopecia haga acto de aparición y, si aparece, minimizar sus efectos. Aunque parezca imposible, si mimas un poco tu cabello y tu cuero cabelludo puedes conseguirlo.

Lo principal es cuidar el pelo al máximo. Lo más adecuado es acudir a un especialista y que te recomiende cuáles son los cuidados principales. Lo ideal será que le pidas un análisis de tu cabello y sea él quien te recomiende un tratamiento de prevención de calvicie efectivo o te indicará qué pautas debes seguir. En general, siempre debes utilizar un champú adecuado a tu tipo de pelo, y acompañarlo de productos nutritivos e hidratantes.

Si piensas que puedes ser propenso a la calvicie, trata también de no maltratar demasiado tu pelo. En su justa medida los productos químicos no tienen por qué ser perjudiciales, pero su abuso puede acelerar el proceso de alopecia. Por lo tanto, no abuses de lacas, gominas o tintes. Procura no abusar tampoco del cepillado, ya que un exceso de pasadas de tu peine puede hacer que el pelo se vuelva más frágil.

La alimentación también juega un papel importante. Procura que tu dieta sea sana y evita en la medida posible el exceso de grasas saturadas, de comida basura, de alcohol y de tabaco. Aunque no todos los hombres lo saben, el exceso de colesterol repercute también en la salud del cabello, ya que impide que la sangre circule correctamente y pueda llegar a nutrir los cabellos de la forma adecuada, por lo que debes cuidar tus niveles máximos. Además de cuidar tu cabello estarás cuidando tu salud en general.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.