fbpx

La calvicie es un problema que el ser humano trata de solucionar desde el inicio de los tiempos, o al menos desde que la apariencia estética comenzó a cobrar una especial importancia. La mayoría de los casos de alopecia se deben a razones hereditarias, y por este motivo, por la herencia genética, son también los casos más complicados de frenar o de recuperar. Actualmente podemos decir que una alopecia motivada por factores genéticos es prácticamente imposible de erradicar, pero sí se pueden minimizar sus efectos de una forma efectiva y satisfactoria.

Quizá una de las formas más populares de luchar contra la alopecia es la aplicación de tratamientos de lociones en el cabello. Pero no son pocos los que recurren a los fármacos para intentar que su calvicie pare su avance, incluso que vuelva a crecer el pelo donde ya se había perdido. Pero sí son muchos los que confían en los fármacos contra la alopecia son también un gran porcentaje de hombres los que dudan de su eficacia.

¿Realmente funcionan las pastillas contra la caída del cabello? Nuestra respuesta es categórica: sí. Sí, siempre que las píldoras aporten al organismo aquellas sustancias que puedan ayudar a solucionar el problema. Actualmente sólo se conocen dos ingredientes que pueden frenar la alopecia de forma efectiva, el minoxidil y el finasteride, por lo tanto la píldoras más efectivas serán las que basen su composición en estos dos ingredientes.

En favor de esta afirmación tenemos que decir que las lociones que más resultados están dando contra la calvicie son las basadas en estos dos compuestos, por lo tanto, si en las lociones funcionan, no dejarán de tener el mismo efecto si el organismo las adquiere a través de otros medios como las pastillas.

Pastillas para la caída del cabello, ¿funcionan?
5 (100%) 1 voto

Categorías: Medicamentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.